Tuesday, July 19, 2016

Subastan famosos obras de Picasso, Carbonell y Tamayo, pro niños con cáncer

Querer es poder y así lo ha constatado Sandra Cuevas quien, ante la indiferencia que percibe en la sociedad frente a las problemáticas cotidianas, decidió crear la Fundación Por un México Bonito A.C, asociación sin fines de lucro dedicada a promover y proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes.


Con ese propósito realiza una serie de actividades que le permitan hacerse de recursos físicos, materiales y humanos que contribuyan a alcanzar sus objetivos, y con ese propósito está convocando ahora su segunda gran subasta de arte con causa.

Se trata de una oportunidad única para entrar en el selecto mundo de los coleccionistas de arte y al mismo tiempo ayudar a una noble causa, ya que el 40 por ciento de lo recaudado será para apoyar a niños con cáncer.

La puja será el próximo 4 de agosto en el Club de Banqueros de México, ubicada en 16 de Septiembre, en el Centro Histórico capitalino, y para participar solo hay que registrarse previamente en esa asociación, a los teléfonos 5530706939  y 55 64210003.

No se trata de limosnas o regalos, aclara Cuevas, para quien la premisa de su labor es ayudar a transformar a niños, niñas y adolescentes en seres humanos felices, productivos y exitosos para el país.

En ese objetivo se han sumado algunos coleccionistas de arte que se han propuesto donar hasta el 40 por ciento de las ganancias por la venta de sus obras, entre las que destacan emblemáticos artistas como el español Pablo Picasso o los mexicanos José Clemente Orozco y Rufino Tamayo.

También habrá obras de Carbonell y de Julián David, cuyo valor estimado total es de unos tres millones de pesos. A la sesión,  asistirán como invitados especiales la senadora Martha Tagle, la periodista de Excélsior TV Jazmín Jallil, y el actor Sergio Mayer.

Sobre la entrega de apoyos, Cuevas refiere que se lanzó una convocatoria vía redes sociales y que cuentan con mecanismos para garantizar que los apoyos que se otorguen realmente sean en beneficio de los niños que padecen esta terrible enfermedad.

Para Cuevas, necesitamos un mejor país y darnos cuenta de que el problema no sólo está la clase política, sino también la participación de la sociedad.

“Tenemos que tomar conciencia y generar acciones como éstas, que permitan sembrar ahora en este sector de la población, retomando la institución familiar y educando, desde el punto de vista de la obtención de valores”, sostiene.

Así, en el futuro no tendremos un nido de delincuentes,  sino seres humanos felices, productivos y de éxito en lo que se propongan, añade la entusiasta promotora de los derechos infantiles, que a 10 meses de haber iniciado labores ha alcanzado buena respuesta de la sociedad y sus primeros resultados.

*PHOTO COURTESY